Mientras el gobierno declara “inexistentes” los registros financieros de las empresas de Grupo PMI, documentos obtenidos por HuffPost en Irlanda y Países Bajos revelan ganancias millonarias en cuentas secretas de Pemex.

Pemex ocultó ganancias por 3 mil 984 millones de dólares en tres de sus filiales privadas, de 2013 a 2016, según revelan documentos obtenidos por el HuffPost en registros oficiales de países extranjeros.

Mientras Pemex declara inexistentes los estados financieros y las ganancias de las empresas privadas que conforman Grupo PMI, encargadas de toda la comercialización de petróleo y sus derivados en el mundo, dichos registros “inexistentes” para los mexicanos se encuentran disponibles al público en países considerados como “paraísos fiscales”.

Esto es lo que revela una investigación realizada por este medio, en la cual se obtuvieron los estados financieros de dos de las principales filiales privadas de Pemex: PMI Holdings BV (asentada en Países Bajos) y PMI Trading Ltd. (con sede en Irlanda).

PMI Holdings BV funciona como tesorería paralela de las empresas privadas de Pemex, mientras que PMI Trading fue una de las principales compañías utilizadas para realizar operaciones de compra-venta de hidrocarburos de México desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari. Dos empresas vinculadas al multimillonario negocio de la importación de gasolina en los últimos cinco sexenios.

De acuerdo con el Plan de Negocios 2017 de Pemex, PMI es “el séptimo comercializador más importante del mundo por volumen, con 2 millones de barriles diarios comercializados”.

Pero a pesar que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha realizado durante años una serie de señalamientos sobre las múltiples irregularidades de dichas filiales privadas, estas empresas fueron utilizadas por la administración del presidente Enrique Peña Nieto para ocultar el contrato más grande entregado a Odebrecht.

Las filiales privadas también han sido utilizadas para comprar empresas chatarra de fertilizantes que sólo han dejado pérdidas a Pemex. Un caso por el cual, el entonces director de Pemex y actual secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, ordenó en marzo de 2017 una investigación de la administración del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, misma que arroja nulos resultados hasta la fecha, según una solicitud de información realizada por este medio.

La empresa también clasificó como “parcialmente inexistentes” las ganancias, dividendos o utilidades obtenidas por todas las empresas que integran Grupo PMI de 2000 a 2016, luego que el INAI revocó la respuesta de la petrolera en la resolución RRA 5916-17.

La petrolera mexicana también clasificó como confidencial la versión pública de los “Lineamientos para Aprobación de Proyectos de Empresas del Grupo PMI”, autorizados por el Consejo de Administración de PMI Holdings B.V. el 1 de noviembre de 2013. Un documento clave para saber cuáles son los proyectos en que Pemex ha invertido el dinero de sus filiales privadas.

Pemex también se negó a transparentar las “Reglas de Operación” del Grupo PMI, aprobadas por el Consejo de Administración de PMI Comercio Internacional, S.A. de C.V., el 21 de febrero de 2014.