Desde Tabasco el precandidato de la alianza PRI-PVEM y Panal, José Antonio Meade expreso categóricamente que México no necesita construir refinerías. Están generan muy pocos empleos y desde el concepto económico para Meade representa un fuerte gasto a la nación, que pudiera ser invertido en otras áreas, sin expresar cuales. Contradiciendo a lo que dice AMLO de que una de sus propuestas de gobierno es construir 2 nuevas refinerías y una de ellas estaría en Tabasco.

El precandidato por el PRI nos habla de una supuesta tendencia que sigue el mundo de ya no construir refinerías, EU ha cerrado varias y solo Asia siguen construyéndolas. Nos dice que lo principal es reconfigurar las refinerías, pero a Meade se le olvida que reconfigurar las de México sería un costo elevadísimo, por lo ineficientes que son ya que en datos recientes de PEMEX este anuncio que, por la falta de mantenimiento y nuevas tecnologías, las refinerías solo podían trabajar a solo un 60% de su capacidad instalada.

Esto obliga a PEMEX a tener que importar día con día cerca de la mitad de la demanda de gasolina, diésel y otros derivados del petróleo que demanda la nación en sus actividades diarias. El problema es que esta demanda va en aumento, por la venta de más y más coches. Pero para este señor lo ideal es que las cosas sigan como están, seguir robando los recursos de PEMEX con las importaciones de gasolina a EU y tratar de algún día darles algún “mantenimiento y reconfiguración”.